NO EXISTEN EMPRESAS FELICES, EXISTEN PERSONAS FELICES TRABAJANDO
EN EMPRESAS QUE CREEN EN LA FELICIDAD